¿Qué es un ERTE y cómo me afecta?

Son apenas cuatro letras, pero encierran un mundo de dudas y preguntas. Hablamos de los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) que, debido a la crisis del coronavirus, se han convertido en una solución para evitar el cierre de muchas empresas. Pero ¿cómo me afecta como trabajador? ¿Qué derechos y obligaciones supone para los empleados? Intentamos dar respuesta a estas y otras preguntas relacionadas con los ERTE.

¿Qué es un ERTE?

Un Expdiente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) es un procedimiento que permite a las empresas suspender temporalmente los contratos de trabajo de varios o todos sus trabajadores. Se diferencia de un ERE por el hecho de ser temporal. Es decir, los empleados no pierden su trabajo definitivamente, sólo mientras dure la parada de la actividad. No se trata, pues, de un expediente de despidos, ya que tú sigues perteneciendo a la empresa, pero en una situación especial.

Estoy en un ERTE. ¿Conservo mi puesto de trabajo?

Si estás en un ERTE sigues conservando tu puesto de trabajo, solo que te encuentras en una situación especial en la que no cobras por parte de tu empresa y tampoco generas derecho a pagas extra o vacaciones.

¿Voy a ir al paro si mi empresa hace un ERTE?

Sí, pero en unas condiciones especiales. Así, por ejemplo, aunque estés un mes sin trabajar, no se te restará de tu prestación. El Consejo de Ministros aprobó poner el «contador a cero» una vez se haya superado esta situación de excepcionalidad, por lo que no perderás paro, como se dice popularmente.

¿Cobraré el paro si no he cotizado el tiempo suficiente?

Sí. Dada la excepcionalidad de la situación, el Gobierno se hará cargo de que los afectados por los ERTE derivados de la crisis del coronavirus perciban prestaciones por desempleo aún en el caso de que no hayan cotizado el tiempo suficiente.

¿Cuánto cobraré si estoy en un ERTE?

El 70% de la base de cotización durante los seis primeros meses del ERTE (este porcentaje se calcula mediante la media de las bases de contingencias profesionales, excluyendo las horas extraordinarias, de los 180 últimos días cotizados). Si el expediente se alargara más de seis meses, el porcentaje se reduce a un 50% a partir del séptimo mes. No obstante, se puede pactar con la empresa para que ésta complemente parte de la pérdida de salario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *